Gracias

Gracias por escribirme esa canción, por añararme el corazón, por ser asi como tú eres. Gracias por aguantar ese dolor, por inventar ese sabor, por hacer siempre lo que quieres. Gracias, por los consejos que me das, por olvidarme si te vas, por no quererme un poco más. Gracias, por esas cosas que no se pueden contar. Aprendí a sufrir, aprendi a reirme de mi. Me reconstruí, tuve que decir que si, que si… Gracias, por caminar siempre al reves, por derretirte si me ves, por alargar ese momento. Gracias, por asumir ese papel, ya no sabiamos que hacer, pero te fuiste justo a tiempo. Gracias, por ayudarme a que se duerma, por el cariño, la paciencia cuando todo iba mal. Gracias, por esas cosas que no se deben contar. Aprendí a sufrir, aprendí a reirme de mi. Me reconstruí, tuve que decir que si, que si… Ya no seré lo que fui para tí una vez, pero puedes contar conmigo. Aprendí a sufrir, aprendí a reirme de mi. Me reconstruí, tuve que decir que si, que si… Aprendi a sentir, tambien a pasarlo bien sin ti, y me levanté, cada vez que tropezé, caí. Tuve que alejarme de ti, tuve que aprender a ser sin tí.Gracias por escribirme esa canción, por añararme el corazón, por ser asi como tú eres. Gracias por aguantar ese dolor, por inventar ese sabor, por hacer siempre lo que quieres. Gracias, por los consejos que me das, por olvidarme si te vas, por no quererme un poco más. Gracias, por esas cosas que no se pueden contar. Aprendí a sufrir, aprendi a reirme de mi. Me reconstruí, tuve que decir que si, que si… Gracias, por caminar siempre al reves, por derretirte si me ves, por alargar ese momento. Gracias, por asumir ese papel, ya no sabiamos que hacer, pero te fuiste justo a tiempo. Gracias, por ayudarme a que se duerma, por el cariño, la paciencia cuando todo iba mal. Gracias, por esas cosas que no se deben contar. Aprendí a sufrir, aprendí a reirme de mi. Me reconstruí, tuve que decir que si, que si… Ya no seré lo que fui para tí una vez, pero puedes contar conmigo. Aprendí a sufrir, aprendí a reirme de mi. Me reconstruí, tuve que decir que si, que si… Aprendi a sentir, tambien a pasarlo bien sin ti, y me levanté, cada vez que tropezé, caí. Tuve que alejarme de ti, tuve que aprender a ser sin tí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s